Elección histórica en Corea del Sur

Por primera vez en la historia de Corea del Sur, una mujer ha sido la ganadora de las elecciones presidenciales.

Park Geun Hye ganó las elecciones con el 51.6% de los votos, contra el 47.9% de Moon Jae In, de acuerdo con la Comisión Nacional de Elecciones. Geun Hye asumirá el cargo de presidenta en febrero, cuando el actual primer mandatario Lee Myung-bak concluya su único periodo de cinco años.

A continuación, un pequeño resumen sobre la historia política de Corea del Sur, que facilitará la comprensión de porque esta elección es tan importante:

Política surcoreana

Corea del Sur es una República Democrática Presidencialista, pero, ¿Qué quiere decir esto? El sistema se fundamenta en la división de poderes y su control recíproco y en el imperio de la ley, en donde el pueblo vota a sus representantes a través de la elección indirecta. El Presidente es el jefe de Estado, hay una Asamblea Nacional llamada Gukhoe, un Primer Ministro como Jefe de Gobierno y un poder judicial independiente.

Las bases para que se estableciera la democracia en Corea del Sur se dieron en el año 1988, con la última reforma constitucional, que configuró una democracia representativa para el país.

Partidos políticos

En el Gukhoe los partidos políticos necesitan reunir 20 escaños (puesto o asiento de los parlamentarios en las cámaras de representación) para poder formar un grupo de negociación. Existen 2 grandes partidos, el Saenuri (한나라당), conservador, de orientación centroderecha – partido de Park Geun Hye, recién elegida como la nueva presidenta-; y el Partido Democrático Unido (민주통합당), liberal – Moon Jae In, el candidato de izquierda al que se impuso Park Geun Hye, pertenece a este partido-.

Es interesante destacar que respecto a la cuestión de Corea del Norte ambos partidos tiene visiones muy distintas: mientras que el PDU aboga por una reunificación, el Saenuri prefiere mantener la distancia con el vecino del norte.

Park Geun Hye


El padre de la nueva Jefa de Estado gobernó –de facto- a Corea del Sur entre 1961 y 1979. Mas allá de que fue implacable en la forma de conducir el Estado, todavía hoy es venerado debido al auge económico que tuvo Corea en esos años. La madre de Park murió en un atentado terrorista norcoreano en 1974, y a partir de ese momento la entonces joven Park asumió las funciones de primera dama. No volvió a la escena política hasta 1998, cuando empezó a ocupar un escaño en el Parlamento, y se sumó a las filas del partido conservador.

Tiene una relación tensa con la herencia política de su padre: si bien trata de distanciarse de él para dar una imagen mas democrática ante la opinión pública, en Julio de este año hizo una declaración polémica  acerca del golpe de Estado de 1961 perpetrado por su padre, ya que lo definió  como la “mejor opción posible de la época”.

Los desafíos a enfrentar en esta nueva presidencia son las cuestiones de seguridad nacional, el tema social, el fortalecimiento de la economía y según lo dicho en su campaña, reforzar los derechos de la mujer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s