El caso de Lee Jung Hee

Hace unas semanas (cuando nosotros estábamos haciendo reparaciones a la página) se dio a conocer una historia verdaderamente escalofriante por Internet que dio la vuelta al mundo.
Los rumores involucraban a una poderosa familia en Corea del Sur, y por esa razón se decía que los artículos sobre el caso, a pesar de que llegaron a los medios de comunicación, eran publicados y estaban recibiendo muchas visitas rápidamente eran borrados o sacados de las portadas. El sitio en inglés sobre K-pop, Koreaboo también publicó el caso comentando que los usuarios de Internet estaban pidiendo a Naver que no quite de la búsqueda los artículos sobre este tema.

Originalmente publicado el 26 de junio por el Kookmin Ilbo y escrito por el reportero Seo Hee Soo, la nota revela una historia en particular detrás de una red de trata para la prostitución que incluía niños. Según relata este periodista, Lee Jung Hee fue obligada por su propio marido, que fue su primer violador, a acostarse con más de un millar de personas. Sus hijos también formaban parte de la red. Ella confesó a la red Pann, que tuvo que drogar gente y también se vio obligada a tomar pastillas para dormir. Su familia no hace nada, ya que también está involucrada en la red.

La página de facebook KNETZBR hizo una traducción de todo su estado de cuenta y se puede acceder aquí.

La policía dijo que estaban investigando. Ella y sus hijos estaban pidiendo ayuda porque según dicen la policía de Corea y los medios de comunicación están cubriendo el caso y no se investiga adecuadamente. Sus súplicas eran ignoradas, por lo que pidieron ayuda internacional para el caso particular y para que la red sea desmantelada.

El caso ha tenido repercusiones en Internet y la gente estaba pidiendo investigación. También se hizo una petición y el fancafe en Corea llegó a los 30 mil seguidores.

Sin embargo las noticias de esta semana dieron un vuelco a la causa. Fue emitida una orden de arresto para Lee Jung Hee por abuso de menores, según nuevos reportes la publicación del reporte se trato de un engaño para evitar su propio enjuiciamiento. Tiene una orden de mantenerse a 100 metros de distancia de sus propios hijos (de 13 y 17 años) que están internados en un hospital de Corea. También se reveló que los mantenía secuestrados y no les permitía asistir al colegio.

Cuando salió este video a la luz, un documental sobre la vida de Lee Jung Hee, los medios de prensa y el público comenzaron a creer que realmente se trataba de una estafa. Incluso el fancafe que apoyaba a Lee Jung Hee cerró y dejó de publicar actualizaciones del caso. En el video se busca demostrar que Lee Jung Hee no esta en su sano juicio.

Lee Jung Hee sigue insistiendo sobre su inocencia y habla de una campaña en su contra para proteger a su ex-marido y su familia. Definitivamente no es un caso cerrado y tiene todavía demasiados cabos sin atar. La justicia coreana no debe dejar de investigar hasta las últimas consecuencias este caso, sea abuso infantil o de una red de trata no puede quedar impune.

Fuentes: Koreaboo, Pann, KnetzBr
Via Korea In Magazine (Amanda Carolina)
Traducción y adaptación español: MikSamaPower@xiahpop.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s